La Vuelta Aragón y el concesionario BMW Goya Automoción de Zaragoza han firmado un acuerdo de colaboración y, de esta forma, la empresa automovilística pondrá a disposición de la organización una flota de 13 vehículos para las etapas de la ronda aragonesa.

Esta alianza significa un importante apoyo para el evento, ya que, como afirma el director general de la Vuelta Aragón, Luis Marquina, “el coche en carrera es primordial, tanto los que van por delante de los ciclistas como los que están más cerca del pelotón tienen que ser potentes y responder ante cualquier circunstancia. Por eso, tener a BMW Goya Automoción como colaborador hace más grande y segura esta vuelta”.

Con este acuerdo, la Vuelta Aragón ha entrado en su cuenta atrás: el 11 de mayo volverá a darse el pistoletazo de salida a la carrera que lleva unos años sin celebrarse. Será el 13 de mayo, tras tres etapas, cuando se conocerá al ganador de la edición de 2018.

Si te ha gustado este artículo compártelo en tus redes sociales 😉